Jump to content
Conéctate para seguir esto  
Garroferal

El Puig Campana

Publicaciones recomendadas

El Puig Campana

trekking-ponoig-y-puig-campana-38ffsc8lxps0q0ugxnkqve.jpg.a398534f4c6c5476883be5f7946ac29e.jpg


Es una sierra situada en la provincia de Alacant, frente al mar. Si observan la foto que acompaño, en su cima hay un profundo corte, el cual tiene casi las mismas dimensiones que un islote situado a pocas millas de la costa, frente a Benidorm, puede ser una coincidencia o que hace millones de años algún cataclismo rompiera la montaña y esa enorme dimensión de roca, arrastrada llegara hasta el mar, para convertirse en un islote.

Pero los lugareños siempre tienen historias más o menos bonitas, y esta del Puig Campana lo es.

Se dice que allí arriba vivía un gigante llamado Roldán, de ahí que ese tajo en la sierra se le conozca como el Tajo de Roldán. Este gigante era poco agraciado físicamente, y vivía alejado del mundo allá en la cumbre. Hasta que un día una hermosísima muchacha llegó hasta allí. Roldán la verla se enamoró, pero se escondía de ella por su fealdad, hasta que un día vio a la mucha mal herida. La cogió amorosamente y la llevó hasta su morada para atenderla y sanarla. Pero una vieja que por allí rondaba le predijo que la muchacha moriría si no le daba el sol, y Roldán la sacó de su vivienda y la tendió a la intemperie para que el sol la acariciase, pero el día iba transcurriendo y el sol comenzaba a esconderse tras la montaña. Él cogió en brazos a la guapísima joven y descendió hasta la playa para tener más campo de visión y que el sol continuara acariciándola para ver si volvía a la vida plenamente, pero el sol seguía su curso y estaba ya muy próximo  a esconderse por el poniente tras la montaña. Enfurecido dejó a la muchacha descansando en la arena donde aún el sol daba de lleno, y subió arriba de la montaña y comenzó a golpearla, intentando hacer un hueco por donde el sol aún diera en la niña. Era tanta su fuerza que logró hacer un tajo, cuya enorme roca salió por la pendiente rodando y llegó hasta el mar. Rápidamente Roldán bajo a la playa, en sus brazos cogió a su amor y la levantaba para que el sol le diera en la cara, y avanzando de espaldas llegó hasta la recién formada isla,  allí en lo alto de la misma, aún el sol se podía ver, pues coincidió el ocaso por el mismo tajo que él hiciera con sus golpes.

Pero el sol avanzaba hacia su destino inexorablemente y sin piedad, y sus brazos, aunque gigantones, no podían alzarla más. Dicen que el gran hombre lloraba como un niño al ver que el sol se escondía definitivamente y ella moriría irremediablemente. Y así sucedió. Ya muerta se introdujo con ella en el mar y la depositó junto a un maravilloso teatro de coral, y él se resistió a abandonarla y agarrado a una roca no consintió en salir a flote muriendo ahogado junto a ella.

Y dicen que todas las tardes, cuando el sol se esconde por el tajo y desaparece su último rayo y la noche se acerca, del mar sale un sonido como el llorar de un ser humano, de tal forma que los pescadores huyen de ese lugar porque es tanto el dolor que transmite ese sollozo, que a ellos los hace llorar también.

  • Me gusta 1

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Conéctate para seguir esto  

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.