Jump to content
Conéctate para seguir esto  
Garroferal

La mano de Fátima

Publicaciones recomendadas

La mano de Fátima

“—Inicia el interrogatorio —ordenó don Juan de la Portilla, en pie como los demás inquisidores, al tiempo que el notario empezaba a rasguear con su pluma sobre el papel.
Tendieron al reo boca abajo y lo inmovilizaron sobre el potro, con los brazos a la espalda para atarle los pulgares con un cordel que enlazaba con una maroma; ésta ascendía hasta un torno colgado al techo para luego descender de nuevo. Karim volvió a negarse a contestar a las preguntas del inquisidor y el verdugo empezó a tirar del cabo de la maroma.
Si alguien esperaba que chillara, se equivocó. El anciano apretó su rostro contra el potro y sólo permitió que se le escapasen unos sordos gruñidos que marearon a Hernando; gemidos sólo rotos por las insistentes preguntas del inquisidor.
—¿Quiénes son los que están contigo? —gritaba una y otra vez, más y más exaltado cuanto mayor era el silencio de Karim.
Cuando el verdugo negó con la cabeza, y los inquisidores cejaron en sus intentos y liberaron al anciano del potro, sus pulgares miraban hacia el dorso de las manos, desgarrados de sus bases. Su rostro estaba congestionado, su respiración era agónica, los ojos aparecían cansados, acuosos, y del labio inferior le corrían hilillos de sangre. El médico se acercó a Karim y le examinó los pulgares manejándolos con desidia, descuidadamente, y Hernando contempló en el rostro del amigo las muestras de dolor que hasta entonces había escondido.
—Se encuentra bien —anunció el facultativo. Sin embargo, se dirigió al licenciado Portilla y le habló al oído. Mientras lo hacía, Hernando leyó cómo el notario apuntaba el dictamen: “El reo se encuentra bien”.
—Se suspende la sesión hasta mañana —determinó el inquisidor en cuanto el médico se separó de él.”


Este texto anterior, con letra cursiva y en color rojo, corresponde a un fragmento estremecedor de la novela “La mano de Fátima” del novelista español Ildefonso Falcones. Libro que narra los acontecimientos de las luchas cristianas por hacerse con el reino árabe de Granada y otros de igual creencia religiosa del sur y del este de la península Ibérica.

En la novela, documentadísima, Falcones nos detalla minuciosamente las luchas entre ambas creencias religiosas, y claramente nos demuestra la intención cristiana de “evangelizar” una zona de Iberia pero con la ambición innoble de apoderarse del territorio y de los bienes de aquello árabes que, sin embargo, si crueles fueron como aquellos, no es menos cierto que vivían felizmente en sus reinos hasta que llegó el invasor.

Es espeluznante algunas de las manifestaciones bélicas entre ambas culturas, cuando es una quien se apodera de unos poblados o cuando esos poblados son recuperados por la otra. Los crímenes y odios se acrecientan, pero aún más cuando la batalla final la gana el cristiano, se apodera de todo cuanto está a su alcance, tierras, ganado, aperos, bienes e incluso personas, pues muchos de aquellos árabes que no quisieron abjurar de su fe y acogerse a la cristiana, como los llamados moriscos, son atrapados y vendidos como esclavos por los cristianos viejos. La iglesia y su mano, la “santa inquisición”, acometen las peores injusticias que el hombre en su ignominia es capaz de realizar. El caso del viejo árabe Karim, que no desea renunciar a su Dios Alá en beneficio del Dios cristiano, es una muestra del afán torturador y criminal de aquellos clérigos.

Esta novela, para mí, tiene el valor de estar muy bien documentada, engancha algo menos que otras novelas de su mismo autor, por ejemplo “La Catedral del Mar”, pero son tantos los detalles verídicos que relata que es un buen libro para conocer los horrores humanos de la época. Y también es cierto la habilidad que posee el autor para ir introduciéndonos de lleno en la trama.
 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

Eso que llamas Mano de Fatima es un simbolo satanico hebreo del culto al "dios" Moloch, tipico de masones.

https://es.wikipedia.org/wiki/Jamsa

Su verdadero nombre es Jamsa, suele ir acompañado del ojo que todo lo ve, el mismo que aparece en el pecho de Moloch dentro del sello de Salomon con el que dicen que posee omnisciencia pudiendo ver (y quizas escuchar y sentir como si estuviera presente) lo que se encuentra en cualquier rincon del mundo sin moverse del sitio.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Justo ahora, Forofgold dijo:

Eso que llamas Mano de Fatima es un simbolo satanico hebreo del culto al "dios" Moloch, tipico de masones.

https://es.wikipedia.org/wiki/Jamsa

Su verdadero nombre es Jamsa, suele ir acompañado del ojo que todo lo ve, el mismo que aparece en el pecho de Moloch dentro del sello de Salomon con el que dicen que posee omnisciencia pudiendo ver (y quizas escuchar y sentir como si estuviera presente) lo que se encuentra en cualquier rincon del mundo sin moverse del sitio.

En otras palabras, es material para este hilo:

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
hace 1 hora, Garroferal dijo:

La mano de Fátima

“—Inicia el interrogatorio —ordenó don Juan de la Portilla, en pie como los demás inquisidores, al tiempo que el notario empezaba a rasguear con su pluma sobre el papel.
Tendieron al reo boca abajo y lo inmovilizaron sobre el potro, con los brazos a la espalda para atarle los pulgares con un cordel que enlazaba con una maroma; ésta ascendía hasta un torno colgado al techo para luego descender de nuevo. Karim volvió a negarse a contestar a las preguntas del inquisidor y el verdugo empezó a tirar del cabo de la maroma.
Si alguien esperaba que chillara, se equivocó. El anciano apretó su rostro contra el potro y sólo permitió que se le escapasen unos sordos gruñidos que marearon a Hernando; gemidos sólo rotos por las insistentes preguntas del inquisidor.
—¿Quiénes son los que están contigo? —gritaba una y otra vez, más y más exaltado cuanto mayor era el silencio de Karim.
Cuando el verdugo negó con la cabeza, y los inquisidores cejaron en sus intentos y liberaron al anciano del potro, sus pulgares miraban hacia el dorso de las manos, desgarrados de sus bases. Su rostro estaba congestionado, su respiración era agónica, los ojos aparecían cansados, acuosos, y del labio inferior le corrían hilillos de sangre. El médico se acercó a Karim y le examinó los pulgares manejándolos con desidia, descuidadamente, y Hernando contempló en el rostro del amigo las muestras de dolor que hasta entonces había escondido.
—Se encuentra bien —anunció el facultativo. Sin embargo, se dirigió al licenciado Portilla y le habló al oído. Mientras lo hacía, Hernando leyó cómo el notario apuntaba el dictamen: “El reo se encuentra bien”.
—Se suspende la sesión hasta mañana —determinó el inquisidor en cuanto el médico se separó de él.”


Este texto anterior, con letra cursiva y en color rojo, corresponde a un fragmento estremecedor de la novela “La mano de Fátima” del novelista español Ildefonso Falcones. Libro que narra los acontecimientos de las luchas cristianas por hacerse con el reino árabe de Granada y otros de igual creencia religiosa del sur y del este de la península Ibérica.

En la novela, documentadísima, Falcones nos detalla minuciosamente las luchas entre ambas creencias religiosas, y claramente nos demuestra la intención cristiana de “evangelizar” una zona de Iberia pero con la ambición innoble de apoderarse del territorio y de los bienes de aquello árabes que, sin embargo, si crueles fueron como aquellos, no es menos cierto que vivían felizmente en sus reinos hasta que llegó el invasor.

Es espeluznante algunas de las manifestaciones bélicas entre ambas culturas, cuando es una quien se apodera de unos poblados o cuando esos poblados son recuperados por la otra. Los crímenes y odios se acrecientan, pero aún más cuando la batalla final la gana el cristiano, se apodera de todo cuanto está a su alcance, tierras, ganado, aperos, bienes e incluso personas, pues muchos de aquellos árabes que no quisieron abjurar de su fe y acogerse a la cristiana, como los llamados moriscos, son atrapados y vendidos como esclavos por los cristianos viejos. La iglesia y su mano, la “santa inquisición”, acometen las peores injusticias que el hombre en su ignominia es capaz de realizar. El caso del viejo árabe Karim, que no desea renunciar a su Dios Alá en beneficio del Dios cristiano, es una muestra del afán torturador y criminal de aquellos clérigos.

Esta novela, para mí, tiene el valor de estar muy bien documentada, engancha algo menos que otras novelas de su mismo autor, por ejemplo “La Catedral del Mar”, pero son tantos los detalles verídicos que relata que es un buen libro para conocer los horrores humanos de la época. Y también es cierto la habilidad que posee el autor para ir introduciéndonos de lleno en la trama.
 

¿Iberia? en esa epoca parte de la peninsula era conocida como Tartessos, el resto ni idea.

https://es.wikipedia.org/wiki/Tartessos

Salomon hacia viajas aqui y traia oro pero tambien instrumentos que creaba con conocimienento que le daba Moloch y Elohim corrompidos por Moloch, es de suponer que los gobiernos ya los han encontrado y estaran en su posesion.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
hace 1 hora, Garroferal dijo:

que no desea renunciar a su Dios Alá en beneficio del Dios cristiano.
 

Lamentable, porque son el mismo, ambos son Moloch, pero se hacia pasar por distintos seres precisamente para crear estos enfrentamientos y que hasta sus partidarios derramaran sangre unos contra otros.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
hace 26 minutos, Forofgold dijo:

Lamentable, porque son el mismo, ambos son Moloch, pero se hacia pasar por distintos seres precisamente para crear estos enfrentamientos y que hasta sus partidarios derramaran sangre unos contra otros.

Yo solo comentaba un libro, lo demás, ya que entra en el aspecto religioso, no me importa nada, pues todas las religiones, sin excepción, han sido el inicio de muchas guerras en todo el mundo y desde siempre. Y, como es habitual, guerra e interés por hacerse con la riqueza del otro van unidos, por lo tanto puede decirse que religión es interés monetario. No, no me interesa ninguna..., gracias.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

La historia está llena de lo mismo, guerras, poder, conquistas......la humanidad somos así y no vamos a dejar de serlo.

Personalmente lo único que me preocupa es la Presentoria.......la historia de hoy.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Conéctate para seguir esto  

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.