Jump to content
Conéctate para seguir esto  
Garroferal

Con perdón

Publicaciones recomendadas

Con perdón

Esta pequeña narración, es un cuento infantil salvadoreño, y que emplea términos de este para mí apreciado pueblo de la República de El Salvador. Pido perdón a los puristas de la lengua castellana, porque igual determinadas palabras la RAE no las admite, pero yo, en mi ignorancia, siendo una sociedad de habla hispana, le doy esa calificativo y como españolas las siento. 

Jute cavilante y la pepesca orgullosa

Pusiesque un jute chupador catarroso estaba solito, mirando el fondo de una poza clarita, cuando en eso pasó la pepesca chiquiadora. Iba vestida de plateado, con cuellito de tul volante en la corriente y guantes en las patas. Se le quedó mirando furibunda al pobre jute, que ni pañuelo tenía de tan humilde que era.

—¡Jmm, jute abusivo, jmm, que ni has pagado galería para verme pasar!

Y el jute sólo dio un chupetido de narices mocosas y le dijo:

—Agüén, yo estaba aquí, ¡vaya!

—¡Sí, pero no! –le dijo la pepesca.

—Es que a mí no me divierte que pases para allá –le dijo el jute.

—¡Como si no hubiera visto el ribete de los ojos, que se te hizo pis pis de pura alegría! –le dijo la pepesca.

—Eso fue porque estaba mirando una nube que se estaba ahogando allá, bien dentro del agua –le dijo el jute.– ¡Pobrecita! De lástima ya me iba a tirar a sacarla cuando vos pasaste, dis que pasabas.

La pepesca chiquiadora miró para abajo, a ver si estaba el cadáver flotante de la nube. Y como no había nada, le dijo al jute:

—Y de ajuste, ¡inventas mentiras tontas!

—Y tú, ¡orgullosa porque te van a meter en caja de sardinas y te van a vender en tiendas de los chinos!

—Pues ya que me agarran! –le dijo la pepesca—. ¿Qué no ves que yo nado sesgado y de culumbrón, boca arriba, cisneado, patito alegre, culebrante, de resoplido, estilo gasolín y pulpeando como los pulpos de la pulpería?

—Sí –le dijo el jute–, pero hay un refrán que dice: “Por la boca muere el pez”.

Entonces, furiosa la pepesca se le tiró encima, echando chispas por los ojos. Y le mordió la punta al jute. Pero como el jute era tan astuto, se había puesto cebo en la punta de la “j”. Y como la “j” del jute tiene forma de anzuelo, ahí nomasito quedó pescada la pepesca. Entonces la sacó a la orilla, donde compran y venden, Y siacabuche.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Conéctate para seguir esto  

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.