Jump to content

¿Verdad? ¿invención?... ¡qué más da.


Garroferal

Publicaciones recomendadas

¿Verdad? ¿invención?... ¡qué más da.

–¡Doctora Batty!, ¡Doctora Batty, acuda a la sala número 5! Es urgente.

En aquel paritorio la doctora Batty era la mejor considerada. Además de su mucha ciencia, su buen saber hacer, y los innumerables éxitos logrados en partos dificultosos, tenía siempre una agradable sonrisa, una esperanzadora frase hacia las ingresadas, y jamás se derrumbaba ante una dificultad. Era el positivismo viviente, y no dejaba un caso difícil por nada del mundo. No tenía hora de salida del centro hospitalario si había el más mínimo problema en una parturienta.

Admirada por pacientes, colegas, enfermeras y personal de toda la clínica, era reclamada en esos momentos ante un gravísimo parto de una mujer joven recién ingresada. No pasaron ni dos minutos cuando la doctora Batty estaba frente a la cama de la mujer que debía parir en una situación muy compleja, donde ni su vida ni la del bebé se garantizaba.

El marido, nervioso y totalmente descompuesto por la situación, miraba a la doctora casi rogándole un milagro, pero la doctora no era milagrosa, era una mujer entregada totalmente a su profesión, con amplios conocimientos y con un deseo y entrega de hacer todo lo mejor posible. Y se puso manos a la obra.

Dio las órdenes oportunas para que la mujer fuera llevada de inmediato al quirófano, la operación no podía esperar y ella, aunque por su serena sonrisa no lo demostrara exteriormente, en su adentro rezaba por aquella mujer y aquella nueva criaturita, y eso que, la doctora Batty, no era lo que se podría catalogar como una creyente.

La operación fue ardua, pocas veces en su dilatada vida profesional la doctora Batty creyó imposible la salvación de madre e hijo. Hubo un momento crucial donde otro profesional se hubiera derrumbado, pero la doctora Batty puso toda su alma y corazón, y mucho más, en no desfallecer. Para el joven esposo la espera resultó una eternidad, pero la recompensa valió la pena: la madre y un hermoso niño salieron felices del trance.

La doctora Batty, ese día sí, decidió marcharse a descansar pronto, naturalmente dando todas las recomendaciones y brindándose a ser llamada a su domicilio si alguna dificultad se presentaba tanto para la mujer como para su bebé.

Al día siguiente en la habitación de la nueva madre todo era felicidad. La noche la pasó sin problema alguno y el bebé mostraba un aspecto sano y maravilloso, y el padre una cara de felicidad y radiante de satisfacción como pocos.

A media mañana la doctora Batty se presentó para hacer un reconocimiento. Poco faltó para que el padre no se arrodillara a sus pies, pues el hombre sufrió como nadie se puede imaginar. La madre daba gracias a la doctora y hasta el niño pareció gratificarla con una sonrisa. Cuando ya se iba a marchar para visitar a otras parturientas a su cargo, el hombre le dijo estas palabras.

—Doctora Batty, nuestro agradecimiento será eterno, y le vamos a pedir un favor, que sea usted quien elija el nombre de nuestro primer hijo.

La doctora intentó excusarse, pues entendió que eso correspondía a ellos como padres, pero ante la insistencia de la pareja tan feliz cedió y les dijo así:

—Bien, acepto el reto. No les extrañe el nombre que les digo, pero sería muy prolijo explicar su porqué, pongan al niño de nombre “Garroferal”

Y aquí me tienen 84 años después, gracias a la mejor doctora del mundo: la Doctora Batty.

 

Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.