Jump to content

Vinos para estas navidades y para siempre


Garroferal

Publicaciones recomendadas

Vinos para estas navidades y para siempre

1523619648_695481_1523620709_noticia_normal.jpg.a0a8c83ba77becaa0ce02a5de4e4f969.jpg

Si estas fiestas de Navidad tienen ustedes que elegir el vino para alguna de las comidas o han de llevar un vino a casa de algún familiar o amigo, la recomendación general es que acudan a una vinatería y se dejen asesorar por alguna de las personas del establecimiento. Porque las vinaterías son como las librerías, sus dependientes y propietarios son habitualmente muy buenos entendidos, y están avezados a resolver las necesidades y los gustos de mucha gente. De forma que a menudo aciertan. Déjense asesorar.

Ahora bien, ¿cómo eligir un vino? Si tienen nociones vinícolas y prueban a menudo, y también a menudo amigos y familiares les piden que les recomienden un vino, cuando se acercan las fiestas de Navidad pasa muy a menudo. Entonces, ¿cómo hacerlo? El consejo no es fácil, porque variedades de vinos y territorios vinícolas y procesos de elaboración hay muchos. Yo les diría algunos elementos que les ayudarán a no sentirse perdidos y a elegir los vinos por criterios objetivos.

1. Tipologías generales - Asegúrense que cuando lleven un vino a casa de alguien, el anfitrión no tenga problemas en alguna de las tipologías generales de vinos: espumosos, vinos tranquilos (blancos, rosados, negros), especiales (dulces, rancios). A menudo uno se encuentra con personas que prefieren el vino tinto en vez del blanco; que tienen prejuicios con el vino rosado (que consideran de menor calidad); a quien no les gustan los espumosos, o todo el contrario, que los vinos espumosos son sus preferidos.

Este dato será fundamental a la hora de hacer la eleción. Porque los gustos afianzados son difíciles de modelar y los prejuicios de romper. Parar una sola comida hay que tenerlos en cuenta y satisfacerlos, a pesar de que es interesante también ayudar a eliminar barreras y poder probar y disfrutar de todo tipo de vino.

A menudo, cuando vamos a comprar un vino o unos cuantos, el criterio económico es un condicionante ineludible. Casi todo el mundo tiene un presupuesto y esto condiciona la selección. A menudo ponemos una línea divisoria entre los vinos que cuestan alrededor de los 10 €, los que se encuentran por debajo y los que claramente están porencima.

No es el momento de entrar en consideraciones sobre el precio de un vino, que miradas de cerca a menudo son poco objetivas y están sujetas a la ley del mercado, de oferta y demanda. Pero sí que se tiene que saber que hay criterios como la añada y el número de botellas elaboradas que hacen aumentar el precio.

No es lo mismo un vino cosechero, que un vino que tiene cinco años de guarda a la bodega. A menudo el envejecimiento es un elemento de mejora del vino. Pero, está claro, tener retenido un vino en la bodega para mejorarlo encarece el proceso de elaboración final y esto puede revertir en el precio. También encarece el producto final una producción pequeña en número de botellas, porque el proceso de elaboración es el mismo para mil botellas que para diez mil. En producciones pequeñas de una referencia, para que salgan los números hay que incrementar el precio, porque los gastos se tienen que repartir entre menos botellas. Y a pesar de que no siempre es así, hay que tener en cuenta que a veces las producciones pequeñas o limitadas tienen más prestigio y también una demanda más alta. También hay que decir que las producciones pequeñas de un vino pueden tener la razón de ser en el hecho que se trata de una bodega pequeña con pocas hectáreas de viña, pero también elaboran producciones limitadas bodegas de grandes dimensiones. En este caso, se paga la exclusividad.

El valor de un vino recae en la capacidad que tiene de expresar un terruño (tipo de suelo y paisaje), una añada (cada año es diferente según las características climáticas y las consecuencias que se pueden derivar) y la mano de las personas que lo hacen y la intención que ponen. Por eso la procedencia de un vino en marca unas características específicas. Tener en cuenta la procedencia de los vinos a la hora de comprar es fundamental. Hay que preguntar a la vinateríaa por la procedencia, las variedades de uva y los proyectos vinícolas de los vinos que les propongan.

El mundo del maridaje ha vivido las últimas décadas una gran transformación. Atrás queda el tópico del blanco para el pescado y el negro para la carne. De vinos hay de muchos tipos y esto permite de hacer maridajes atrevidos. Pero en este ámbito, vale más recurrir a los especialistas en la materia, los sumilleres, porque el maridaje es un tema difícil, especialmente personal y sujeto también a las modas de cada época. El juego de los maridajes es riquísimo en posibilidades, gustos y sensibilidades.

A la hora de comprar vinos para regar las comidas navideñas, se puede ser de corte conservador y comprar aquello que ya se conoce, o tener una actitud más curiosa, atrevida, con voluntad de descubrimiento. En el caso de optar por esta segunda opción, un buen consejo sería probar sin miedo ni prejuicio alguno de los vinos naturales y biodinámicos. Descubrirán una vía nueva de expresión que tienen los vinos sin sulfitos y aquellos vinos elaborados según los principios de la biodinámica. También pueden descubrir los vinos blancos brisats, que son aquellos blancos que se maceren con las pieles durante unos días y esto los confiere una corpulencia y expresividad diferente, más intensa, de aromas y sabores que no encontramos enla mayoría de vinos blancos. Y también aconsejaría a animarsea descubrir los espumosos ancestrales: en un ancestral se para la fermentación cuando todavía no se ha acabado y en este punto se embotella el vino y es dentro de la botella donde acaba la fermentación. Son tres tendencias en el mundo vinícola.

Finalmente, existen guías, premios y libros especializados que también son recursos que nos pueden ayudar a elegir los vinos para estas fiestas y para siempre.

fondillon-50-anos.jpg.41e485ecb01dc17402cadbee135eaf33.jpg

EL FONDILLÓN

Sin pretender publicidad, para acompañar los dulces, compren un Fondillón. Es un vino, no de mesa, elaborado únicamente en Alacant, el vino con denominación de origen más antiguo del mundo que se conoce, y del que grandes escritores de las naciones europeas ya hablaron en sus obras hace siglos, y que en otros tiempos no faltaba en las mesas de cardenales, reyes, emperadores, zares y papas. Existiendo de varios precios, y siendo tan excelente, valdría la pena probar aquello que siglos ha, solo saboreaban los poderosos del mundo. Dése ese gustazo, que la vida muy corta...

1523619648_695481_1523620709_noticia_normal.jpg

Enlace al mensaje
hace 5 horas, jose100lanzas dijo:

Don Simón, envejecido en brik, con aromas de polímero, cartón y aluminio. Ligero y económico en boca

Teniendo en cuenta, la cantidad de mendigos y sin techo que esta sociedad, individualista y egoísta, ha lanzado a la calle, al menos que si no pueden gozar de un Vega Sicilia, o un Laudum, o Pesquera, por poner solo tres, que puedan "olvidar sus penas" con un don Simón o el Tío de la Bota, hay que entenderlo. 

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.