Jump to content

El odio


Garroferal

Publicaciones recomendadas

El odio

nino-odio-futbol-3--644x362.JPG.c7e6eac3d92ae7771ab340242fb74568.JPG

Puede resultar extraño leerme que desconozco el sentimiento del odio, pero es verdad. A veces pienso si será por mi condición de que mi familia llegara desde Escocia, hace unos cuantos siglos, y que al no tener mezcla de sangre árabe, esto haya contribuido. No es que el odio no sea algo sustancial en el hombre de todas las latitudes, pero en algunas son mucho más intensas, en esto España, tristemente, es un ejemplo, de ahí que seamos incapaces de convivir en paz. También pudo ser la educación recibida desde niño, pues siempre se me enseñó que en el odio es el odiador el que más sufre, pues el odiado pasa de ello y no le afecta. No lo sé, pero sí les aseguro que no he sentido odio hacia nadie ni nada, si acaso animadversión hacia los conflictos bélicos.

Ayer noche visioné, por primera vez, una película basada en un libro que leí hace tiempo, Soldados de Salamina. Y me hizo recordar otra, ésta titulada Sonrisas y Lágrimas, y me explicaré.

En la segunda, al tomar Austria las tropas hitlerianas, el capitan de marina von Trapp, un austríaco opuesto totalmente al nazismo, es obligado a incorporarse de nuevo a la Marina en manos de los hitlerianos, por lo cual decide huir de Austria. En esa huida se esconde, con su numerosa familia, en un monasterio, donde la nueva señora von Trapp había sido novicia. Los nazis entran en él buscando al capitán, pero bien pertrechados no los hallan y se van marchado de la abadía. Uno de ellos, muy joven, que por sus actitudes nazis el capitán von Trapp negó visitara su casa, donde con una de sus hijas tiene cierta relación, se queda rezagado, descubriéndolos. El capitán se dirige al joven que lo amenaza con una pistola, e intenta convencerle de que él no es un nazi, que huya con ellos, mientras se acerca lentamente para arrebatarle el arma que logra quitársela. El joven nazi, lleno de odio al saber que el capitán se ha negado a colaborar con el ejército invasor de su Austria, grita a sus camaradas para que vayan a apresarle. Al final, con la ayuda de las monjas, pueden escapar.

Lo que me llama la atención es como en una persona joven puede anidar ese odio, llevando al capitán al seguro fusilamiento, y a su esposa y los niños a una vida de tristeza. No lo entiendo. No.

Pero esta otra película, Soldados de Salamina, que trata sobre los últimos días de la in-civil guerra española, se desarrolla en Catalunya, en donde las tropas franquistas están llegando. Una compañía de milicianos tiene prisioneros a un elevado grupo de la derecha, entre ellos (esto es histórico) al creador, junto con José Antonio Primo de Rivera, de Falange Española, apellidado Sánchez Maza, al que se le atribuye el eslogan falangista de ¡Arriba España! y estos milicianos, antes de huir hacia Francia, deciden fusilar a ese grupo de prisioneros. Tras el incomprensible fusilamiento el mencionado Sánchez Maza puede escaparse, y el que comanda el grupo de milicianos ordena ir en su busca. Un joven soldado, apellidado Miralles, el cual cierto día, bajo la lluvia se puso a bailar al compás del pasodoble “Suspiros de España” cosa que al derechista Mazas le imprisionó verlo, lo encuentra agazapado tras unos matorrales, y, en vez de dispararle, y en vez de dar el grito de que lo ha localizado, a la voz del comandante que le pregunta si lo ha visto, le responde que por allí no hay nadie. Y el falangista pudo salir con vida.

Qué gran diferencia entre aquel joven nazi de Sonrisas y éste otro joven español, verídico además, pues el joven miliciano Miralles, tuvo la nobleza de no matar, cruelmente, a un compatriota, pues uno de la derecha y otro de la izquierda, desde matices diferentes, al fin y al cabo amaban y luchaban por su España. En el joven Miralles el odio no triunfó, y no cometió la villanía de matar cruelmente a quien, absurdamente, se le pudiera considerar su enemigo, por luchar, seguramente obligados, en bandos distintos.

 

 

Enlace al mensaje
hace 5 minutos, Indio sin gracia dijo:

¿Pero tú quien te crees que eres?

¿Yoda?

 

Tienes miedo a afrontar la vida como realmente es en su plenitud, te enfadas (ira) cuando alguien te intenta sacar de tu zona de confort o romper las barreras de negacion que tu mismo has erigido, y finalmente acabas soltando bilis (odio) a los que son diferentes a ti en mayor o menor medida.

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje
hace 1 minuto, Forofgold dijo:

Tienes miedo a afrontar la vida como realmente es en su plenitud, te enfadas (ira) cuando alguien te intenta sacar de tu zona de confort o romper las barreras de negacion que tu mismo has erigido, y finalmente acabas soltando bilis (odio) a los que son diferentes a ti en mayor o menor medida.

Te voy a tener que decir lo mismo que lo que le dicen a Malamadre en esta escena de Celda 211. A partir de 1:09.

 

Enlace al mensaje
hace 11 minutos, Indio sin gracia dijo:

Te voy a tener que decir lo mismo que lo que le dicen a Malamadre en esta escena de Celda 211. A partir de 1:09.

 

Miedo, ira y un poco de odio, todo en ese mensaje que acabas de ponerme ¿y dices que no tengo razon? :classic_biggrin:

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.