Jump to content

El cantar de Roldán


Invitado

Publicaciones recomendadas

El cantar de Roldán

(Trasladado desde el Club, al que estoy modificando)

Era el año 778 de nuestra era, y concretamente un 15 de agosto, cuando en Roncesvalles, la retaguardia del ejército de Carlomagno, que regresaba a Francia tras su fracaso en la intentona de tomar la ciudad de Zaragoza, fue destrozada.

Tal desastre de las tropas francesas por parte de los españoles, impresionó tanto que la acción de Roncesvalles se conservó, no tan sólo en la notas de los analistas que escribían en latín, sino también en la tradición oral.

Esta tradición, en forma de cantos en los que se recogían las acciones más destacadas de la derrota franca y los detalles de la batalla, ponderaban al heroísmo de los soldados más valientes y lamentaban su muerte. Serían breves cantos a modo de noticieros, y que cumplían al mismo tiempo una finalidad determinada, informativa y emocional, algo así como más tarde, en el siglo XV, aparecieron los romances que narraban las hazañas, individuales o colectivas, de los caballeros españoles en la guerra de Granada.

De aquellos primeros cantos no hay rastro alguno, sin embargo la tradición oral los llevó hasta siglos más tarde. Se cree que la primera “cantinela de Roldán” fue entonada por un juglar antes de la batalla de Hastings, el 14 de octubre de 1066, con la finalidad de animar a los normandos a luchar contra los anglosajones.

El cantar de Roldán pasó por diversas singladuras durante varios siglos, siempre de manera oral, hasta que fue copiada en algunos manuscritos. Gracias a ello podemos recrearnos en diversas versiones que circularon por Francia, Inglaterra y el norte de Italia durante los siglos XII, XIII, XIV y XV. El manuscrito más antiguo que hoy se conserva está en la Biblioteca Bodleiana de Oxford, copiado en la segunda mitad del siglo XII.

Aunque el manuscrito que se conserva en Oxford dista mucho de ofrecernos una versión correcta y perfecta del Cantar de Roldán en su conjunto nos ofrece un poema más bello y mejor estructurado que el que nos ha transmitido otros manuscritos. El que se conserva en Venecia, por ejemplo, conserva varias escenas más fieles a la tradición.

Pero sea como sea, este Cantar de Roldán, de autor anónimo, es un libro muy agradable de leer. Para quienes no lo conozcan transcribiré su primer párrafo. Dice así.

I. El rey Carlos, nuestro emperador magno, ha estado en España siete años enteros. Conquistó hasta el mar la alterosa tierra; no hay castillo que resista ante él, ni ha quedado muro ni ciudad sin derribar, salvo Zaragoza, que está en una montaña. La posee el rey Marsil, que no ama a Dios: sirve a Mahoma e invoca a Apolo. No se puede preservar de que mal le alcance.

 

Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.