Jump to content

Puigdemont, no afloja


Publicaciones recomendadas

Puigdemont, no afloja

El señor Carles Puigdemont cree que si el independentismo supera el 50% de los votos en las próximas elecciones, se tendrá que retomar el proceso allá donde se dejó en octubre de 2017. Para él, no es igual hacer política con el actual 47% que con el 50% más un voto. En una entrevista a “Las Mañanas” de TV3, ha concretado que si se llega a esta situación el primer paso sería que el Estado español se sentara a negociar los términos de un referéndum de autodeterminación. Pero ha añadido que hay que tener una planificación para desplegar la independencia si el Estado español se niega a negociar.

En otoño de 2017 dijimos: habrá DUI pero no la desplegaremos. Ahora decimos que hay que desplegarla. Considera que para encarar esta situación, hace falta unidad, fortaleza, preparación y determinación. Ha explicado que no se desplegó hace tres años por la posición de máxima violencia y sordera del Estado español. Si tenemos la fuerza electoral suficiente, la preparación suficiente, la determinación suficiente y aguantamos la posición, que es el que no hicimos a partir de octubre del 2017, es evidente que las consecuencias serán otras, ha añadido.

Sobre la reunión que los candidatos de JxCat y ERC, Laura Borràs i Pere Aragonès, ocurrida el 22 de diciembre, el presidente ha respondido que lo encontraba la cosa más normal del mundo y que espera que lo repitan muchas veces. Es normal que unos grupos que son socios y que aspiran a revalidar e incrementar la mayoría, tengan relaciones, ha añadido.

Puigdemont también considera que si se repite un gobierno formado por JxCat y ERC se tiene que construir sobre unas bases nuevas, con lealtad y corresponsabilidad. Los dos partidos, ha dicho, se tienen que tratar como aliados de un mismo combate.

Sobre la situación de los prisioneros políticos, ha dicho que si él fuera Pedro Sánchez firmaría los indultos para que salieran de la prisión mañana mismo y a la vez empezaría a tramitar una ley de amnistía en el Congreso español. Considera que es fácil resolver la situación porque el Gobierno español tiene las herramientas ejecutivas y legislativas suficientes para tomar decisiones. Además –ha añadido–, hoy una ley de amnistía se aprobaría en el Congreso.

Enlace al mensaje
hace 31 minutos, Garroferal dijo:

Puigdemont, no afloja

El señor Carles Puigdemont cree que si el independentismo supera el 50% de los votos en las próximas elecciones, se tendrá que retomar el proceso allá donde se dejó en octubre de 2017. Para él, no es igual hacer política con el actual 47% que con el 50% más un voto. En una entrevista a “Las Mañanas” de TV3, ha concretado que si se llega a esta situación el primer paso sería que el Estado español se sentara a negociar los términos de un referéndum de autodeterminación. Pero ha añadido que hay que tener una planificación para desplegar la independencia si el Estado español se niega a negociar.

En otoño de 2017 dijimos: habrá DUI pero no la desplegaremos. Ahora decimos que hay que desplegarla. Considera que para encarar esta situación, hace falta unidad, fortaleza, preparación y determinación. Ha explicado que no se desplegó hace tres años por la posición de máxima violencia y sordera del Estado español. Si tenemos la fuerza electoral suficiente, la preparación suficiente, la determinación suficiente y aguantamos la posición, que es el que no hicimos a partir de octubre del 2017, es evidente que las consecuencias serán otras, ha añadido.

Sobre la reunión que los candidatos de JxCat y ERC, Laura Borràs i Pere Aragonès, ocurrida el 22 de diciembre, el presidente ha respondido que lo encontraba la cosa más normal del mundo y que espera que lo repitan muchas veces. Es normal que unos grupos que son socios y que aspiran a revalidar e incrementar la mayoría, tengan relaciones, ha añadido.

Puigdemont también considera que si se repite un gobierno formado por JxCat y ERC se tiene que construir sobre unas bases nuevas, con lealtad y corresponsabilidad. Los dos partidos, ha dicho, se tienen que tratar como aliados de un mismo combate.

Sobre la situación de los prisioneros políticos, ha dicho que si él fuera Pedro Sánchez firmaría los indultos para que salieran de la prisión mañana mismo y a la vez empezaría a tramitar una ley de amnistía en el Congreso español. Considera que es fácil resolver la situación porque el Gobierno español tiene las herramientas ejecutivas y legislativas suficientes para tomar decisiones. Además –ha añadido–, hoy una ley de amnistía se aprobaría en el Congreso.

Increíble que Puigdemont diga esto.

Yo esperaba que dijera que en las circunstancias actuales es cuando más necesario se hace trabajar en común no solo en España, sino a nivel europeo e incluso mundial.

Pero claro, entonces estaría hablando desde el realismo, la sensatez y el sentido común. Pero Puigdemont, como aspira a ser el Trump de la UE, no podemos esperar mucho más de él.

Trumpismo y ‘procés’: los parecidos razonables descolocan al independentismo

Así, mientras dirigentes de ERC como Roger Torrent y Pere Aragonès criticaban a los trumpistas por intentar impedir la ratificación del presidente electo de EEUU, Joe Biden, desde la órbita de Junts per Catalunya (JxCat) se echaba en cara a los republicanos que vetaran la investidura de Carles Puigdemont en el Parlament. El propio fugado arremetió ayer contra Trump, aunque los coqueteos de su núcleo duro con el millonario han sido notorias. Joan Canadell --que se dedicó a borrar sus tuits--, Josep Lluís Alay o Josep Costa dan muestra de ello.

IMG-20210111-170353.jpg

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universitat de Barcelona (UB) Xavier Arbós cree que lo ocurrido en el Capitolio y el procés “es comparable en parte. No lo es en el despliegue de armas de los asaltantes americanos y en su violencia. Sí lo es en el menosprecio por las instituciones, la legalidad y las resoluciones judiciales”. Arbós también ve similitudes “en el uso de medias verdades y el fomento de la creencia de que en el propio campo está la superioridad moral y la expresión del verdadero pueblo. Igualmente, en la caricatura del adversario”.

Joan Marcet, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y miembro del Consejo Académico del Cevipof-SciencesPo-Paris, ve semejanzas entre el procés y el trumpismo que el miércoles se desató en Washington, pero señala que “también las hay con la falta de reconocimiento del Gobierno de España por parte de Vox o incluso del PP. Deslegitimar las elecciones o apelar desde el populismo a imponer una idea política, saltándose la Constitución es siempre rechazable. La comparecencia de Biden apelando al juramento constitucional de Trump es un buen ejemplo”.

No hace tanto, concretamente en octubre de 2020, cuando el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) auguraba la victoria de ERC en las elecciones, los fieles a Carles Puigdemont, admitían que no entenderían el triunfo de los republicanos si no fuera con trampas. Lo mismo que proclamaba Donald Trump ante su derrota.

Según Gabriel Colomé, profesor titular de Ciencia Política en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), el trumpismo y el procés "son el mismo fenómeno, nacional-populismo, basado en la postverdad, en las fake news". Y, además, "calcado a otros procesos, como el Brexit", afirma.

“El presidente Trump ha inspirado a muchos. No sólo debemos pensar en Vox. Artur Mas celebró su victoria, como también lo hicieron Canadell y muchos otros independentistas. Vieron en el presidente americano un referente del populismo; en aquello en lo que se habían convertido, de aquello que tanto se niegan a aceptar”, explica Paris Grau, profesor de Ciencia Política en la Universitat de Barcelona (UB).

También se recuperaron unas declaraciones de Artur Mas de 2016, en las que aseguraba que la victoria de Trump en los EEUU demostraba que aquello que parece imposible a veces es posible. El expresidente instaba a aplicar esa filosofía “desde una óptica catalana" con vistas al procés. Desde el entorno más próximo de Puigdemont, Josep Lluís Alay, jefe de oficina del expresidente, expresó recientemente su indignación al entender que TV3 se excede en sus críticas a Trump.

La nueva corriente que se abre paso de modo muy preocupante en la política española, europea y mundial.

EL NACIONAL-POPULISMO

Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.