Jump to content

Un comentario de Garroferal, el antiespañol


Invitado

Publicaciones recomendadas

Invitado

Un comentario de Garroferal, el antiespañol

Muy marinero, como mi barca, y con decenas de temporales a mis espaldas, de lo que se me diga, ni caso. Conozco demasiado el carácter español y sé de su facilidad para endosar etiquetas y muy dado al insulto personal, de ahí que no haga caso a los medios días cuando el calendario nos regala días enteros.

Es verdad, no lo niego, que pongo a parir a los políticos de España, y para mí España, hoy por hoy, la forman las 17 autonomías, por lo tanto cualifico a los políticos sin mirar de donde proceden y donde gobiernan o su colorido. Todos a mi parecer, sufren las mismas enfermedades, que no son otras que el arribismo, la búsqueda de beneficios propios, el despotismo, y acariciar la daga veneciana con la intención de usarla a la más mínima ocasión. Y es esa la España que no soporto, la política, la que busca constantemente enfrentar a unos y otros ciudadanos, ya de por sí tan dados al enfrentamiento. No hay un político al que vea como bombero apagafuegos, sino que los veo como incendiarios.

Nada que ver con la España para mí real, la de sus tradiciones culturales (aunque algunas me sean abominables si en ellas interviene el sacrificio de animales), las Fallas o Fogueres, la rapa das bestas, el alegre abril sevillano, las solemnes procesiones castellanas... la hermosura geográfica de sus costas, o montes, o sierras, o llanuras. Rios y lagos, ensenadas, bosques… La de sus placeres culinarios, desde las simples migas a la rica paella, el refrescante gazpacho andaluz, el rico potaje, les fabes con almejas asturianas, el lacón con grelos gallego, los arroces de Alacant, esas tortilla de camarones gaditanas, o esos dulces originarios árabes como el mazapán toledano, el pan de Cádiz, los turrones alicantinos, los paparajotes murcianos… Esos bailes y cantes andaluces, los cánticos norteños, las habaneras torrevejenses o catalanas, la jota aragonesa, o los bailes y danzas castellanos… Y qué decir de esos pueblitos encantadores escondidos en lo profundo, o de esos otros con reminiscencias medievales tan bien conservados… ¿Y qué decir del arte árabe del que nos impregnó tal cultura? la Alhambra, la Mezquita..., o las viejas construcciones romanas, el modernismo catalán, esos caseríos vascos… ¿Hablo del arte de sus pintores? ¿De su grandes escritores?… Esa España me encanta, me seduce, me hace feliz, me hace suyo, pero…

La España política, ciertamente mal organizada, excesivamente burocratizada que no se moderniza, con una justicia obsoleta, con excesivos políticos vividores, un enorme funcionariado en su origen colocado a dedo, y pocas ganas de modernizarla, porque supondría ir mucha gente a trabajar de verdad si quieren seguir manteniendo su estatus.

Ejemplos de esta España, con perdón “de mierda”, por tener dirigentes, pido de nuevo perdón, que son unos “mierdas”, tenemos todos, supongo, cosas que contar. Y digo solo una por ahora.

Marta es una señora ya mayor, 69 años. Para no hacer largo esta historia, diré que no tiene paga alguna, pues aunque trabajó algunos años no cumple con lo estipulado, y no importa si cotizó el 60 o 70% del mismo, pero no tiene derecho a pensión alguna. Una injusticia, pues si no tiene derecho al cien por cien, esa parte que sí trabajó debiera cobrarla. Vive sola, en una pequeña casa de su propiedad, y era mantenida por un hijo suyo, el cual ha fallecido hace seis meses por el coronavirus. No recibe, por tanto, ni un euro. En casa la ayudamos en algo, así como también otras gentes, pero conocedor de la existencia de una paga no contributiva, le dije que la solicitara, y la pobre mujer, me pidió que la ayudase.

No se pueden dar ustedes una idea del papeleo necesario, y tal como están las oficinas públicas con las citas previas me he pasado más de dos meses para poder recopilar lo necesario. Al fin, todo en regla, la llevé a presentarlo en la oficina correspondiente. Eso fue a mediados de octubre. Al saber a primero de año que nadie la llamaba, volvimos a solicitar otra visita previa (20 días de demora). La funcionaria encargada le dijo que al no haber recibido una llamada de que faltaba algún papel en estos dos meses y medio, que lo diera como bueno, y al preguntar que cuando cobraría, en la respuesta llegó su desazón y mi indignación, empezaría a cobrar, si todo va bien, dentro de doce meses.

Sé que me alargo, pero sigo.

Cuando los banqueros, en su afán de negocio y avaricia, prestaban dinero sin control, y estuvieron a punto de la bancarrota, España les regaló 60.000.000.000 de euros, y para ese regalo no tardaron doce meses, si no que fue de inmediato. Cuando un tal Florentino Pérez, que se puso a perforar delante de la costa valenciana/catalana, para hacer un zulo marino en donde almacenar no sé que gases, y las viviendas costeras comenzaron a resquebrajarse y protestar enérgicamente sus moradores, España paró el gran negocio del Ser Supremo presidente del Real España, regalándole la bonita suma de 15.000.000.000 de euros. ¿Saben cuánto tardó Rajoy-España en darle el dinero a don Florentino? ¿doce meses…? Vaya, ni de coña. Doce meses en entregar una paga mensual de 400 euros a una señora que vive sola, sin una pensión, sí debe ser retrasada, por si acaso se muere y nos libramos de tanta esplendidez ¿VERDAD ESPAÑA?, pues eso, que esta España sí me repatea, y si por eso soy antiespañol, pues lo sea, lo mismo me da ocho que ochenta, pero al menos seré coherente con mi idea de la justicia social, sin necesidad de ser socialista, podemita, pepero, voxero, monárquico, separatista, ni nada en donde los políticos de “mierda” (pido de nuevo perdón por lo feo de la palabra) estén metidos.

Y ahora, venga, que no se les haga tarde, a llamarme antiespañol...

Enlace al mensaje
Invitado
hace 1 hora, Catalinius dijo:

Gobierno tecnócrata y fuera rojos.

Que tal como son los políticos de hoy, un gobierno de tecnócratas pudiera enderezar el rumbo de este país, no lo pongo en duda. No sé si usted recordará que el Gobierno militarista de Franco, junto con los políticos de Falange y cierta derecha nacionalista, no supieron levantar a la España que la guerra, por ellos iniciada, hundió a España en la miseria y la hambruna. Pasados varios años España no levantaba cabeza, y alejada del "plan Marsalll" americano, puesto que América no podía ayudar a un gobierno fascista cuando muchos jóvenes americanos murieron luchando contra el fascismo y el nazismo en Europa. Aquellos gobiernos de Franco no sabían cómo enderezar la economía, por cierto muy por debajo a los años iniciales de la guerra. Tuvo que entregar los ministerios económicos a los tecnócratas para poder alcanzar un mínimo nivel de bienestar, muy alejado del europeo sí, mucho, pero mejor que cuando los militares y los falangistas ocupaban esas carteras tan importantes para enderezar el rumbo de la economía.

En España, convenzámonos ya de una, no tenemos políticos que entiendan que la política es un noble servicio a la sociedad, no el servirse de ella, y, además, tener capacidades y conocimientos para saber solventar los problemas. Esta gente de ahora los engorda y crea nuevos. Unos y otros, que yo no me vendo a nadie por un plato de lentejas, ni por un bungalow en las Baleares. 

Enlace al mensaje
hace 59 minutos, Garroferal dijo:

Que tal como son los políticos de hoy, un gobierno de tecnócratas pudiera enderezar el rumbo de este país, no lo pongo en duda. No sé si usted recordará que el Gobierno militarista de Franco, junto con los políticos de Falange y cierta derecha nacionalista, no supieron levantar a la España que la guerra, por ellos iniciada, hundió a España en la miseria y la hambruna. Pasados varios años España no levantaba cabeza, y alejada del "plan Marsalll" americano, puesto que América no podía ayudar a un gobierno fascista cuando muchos jóvenes americanos murieron luchando contra el fascismo y el nazismo en Europa. Aquellos gobiernos de Franco no sabían cómo enderezar la economía, por cierto muy por debajo a los años iniciales de la guerra. Tuvo que entregar los ministerios económicos a los tecnócratas para poder alcanzar un mínimo nivel de bienestar, muy alejado del europeo sí, mucho, pero mejor que cuando los militares y los falangistas ocupaban esas carteras tan importantes para enderezar el rumbo de la economía.

En España, convenzámonos ya de una, no tenemos políticos que entiendan que la política es un noble servicio a la sociedad, no el servirse de ella, y, además, tener capacidades y conocimientos para saber solventar los problemas. Esta gente de ahora los engorda y crea nuevos. Unos y otros, que yo no me vendo a nadie por un plato de lentejas, ni por un bungalow en las Baleares. 

Tecnócratas o empresarios vivos como Amancio Ortega, gilipuertas políticos no gracias, son los charlatanes de feria con otra manta.

Enlace al mensaje

Únete a la conversación

Participa ahora y únete más tarde. Si tienes cuenta, accede para participar con tu cuenta de usuario.

Invitado
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Restaurar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y con fines analíticos. Más información en Términos de Uso y Política de privacidad.